Desde los campamentos de verano que ofrecemos en nuestra escuela infantil en Hortaleza hemos tenido la inmensa fortuna de atender a una gran cantidad de niños y padres de la manera más profesional, ofreciéndoles un servicio completo y adaptado a la época estival. Es por ello que nos gustaría aprovechar el siguiente post para explicarte los beneficios de esta alternativa.

Contrariamente a lo que piensa mucha gente, las escuelas y los campamentos de verano no son lugares donde “aparcar” a los niños mientras los padres acuden a su trabajo. Lógicamente, parte de su cometido es cumplir esa función de cuidado, pero sus ventajas van mucho más allá.

En las programaciones de estos campamentos se llevan a cabo una gran cantidad de actividades que permiten completar la formación de los más pequeños, de forma que se conviertan en algo especial y diferente a lo que se hace durante el resto del curso.

Esa escapada de la rutina habitual del cole permite que la diversión esté mucho más presente a través de juegos, talleres, manualidades y actividades lúdicas. Los niños se divierten y, de paso, aprenden que el colegio no es un lugar de castigo ni de aburrimiento.

Pero el hecho de que todo se desarrolle en un ambiente agradable no impide para que se produzca un aprendizaje continuado. En este sentido, en vez de apoyarse más en libros o materiales escolares se hará en la experiencia. Sin olvidar que esta clase de escuelas de verano permite mejorar la sociabilidad y las relaciones personales de los más pequeños. 

En nuestra escuela infantil en Hortaleza ofrecemos campamentos de verano para pequeños entre los 0 y los 8 años, una propuesta educativa, divertida y segura para ellos, y, una alternativa veraniega perfecta para papás y mamás. Infórmate en Pequeñecos Parque Norte.